Las nuevas exigencias de los chilenos a la hora de buscar viviendas

casas chilenos

Con un estilo modificado a raíz de la pandemia, los chilenos tienen en mente nuevos criterios de búsqueda para sus casas. Mayor espacio para teletrabajar, construcciones sustentables y mayor contacto con la naturaleza, parecen ser las principales exigencias de los compradores de cara al 2021.

En algunos meses más cumpliremos un año del inicio de la pandemia del coronavirus, la que vino a cambiar radicalmente el estilo de vida de muchos chilenos. Con las cuarentenas, restricciones de movilidad y de reunión, el tiempo en casa aumentó, así como el consumo de electricidad e internet.

No obstante, gracias al arribo del teletrabajo, varios han podido ahorrarse el dinero que antes ocupaban en transporte, comida, ropa, entre otros elementos habituales. Esto ha influido en la decisión de varios chilenos de cambiar ciertas cosas a futuro, como por ejemplo la vivienda.

Si antes se buscaba un lugar céntrico, cercano a estaciones de metro, supermercados, centros comerciales y vías de transporte, hoy el asunto ha cambiado un poco. ¿Qué buscan los chilenos hoy en términos de vivienda?

Huir lejos del centro, ojalá fuera de Santiago

El sueño de varios chilenos por mucho tiempo, ha sido el de retirarse a un lugar mas apartado al momento de llegar a la vejez, con el objetivo de escapar del ajetreado estilo de vida que supone vivir en la capital. Sin embargo, para varios con la pandemia la realización de ese sueño se ha adelantado.

Según varias corredoras de propiedades, en el último tiempo se ha visto la tendencia de cotizar viviendas en otras regiones y lugares del país, siendo el sur el destino favorito para varios. Ciudades como Puerto Varas, Villarrica, Pucón, Zapallar y Cachagua, cumplen con las expectativas de varios compatriotas.

Pero, ¿cómo se explica este fenómeno? Básicamente, con la llegada del teletrabajo ya no es necesario moverse de casa de la manera que se hacía cuando se trabajaba de manera presencial. Una casa cerca de una autopista o estación de metro ya no tiene tanto valor para los teletrabajadores.

Uno de los que se atrevió a cambiar ciudad por campo, fue el conocido actor Felipe Braun. Según consignó en varios medios de comunicación, hace tiempo venía pensando en la idea de cambiarse y se decidió finalmente durante esta pandemia.

Un mayor espacio a un menor precio

Con el segundo retiro del 10% de los fondos de las AFP confirmado, se vivió un explosivo aumento en las cotizaciones de vivienda, algo que tomó por sorpresa al alicaído mundo inmobiliario. Según datos entregados por Yapo, en la Región Metropolitana hubo un gran crecimiento en los inmuebles ubicados en comunas más rurales.

Ahora comunas como Pudahuel, Puente Alto, y San Bernardo, se colaban en los primeros puestos de interés, dejando más atrás a otras comunas más tradicionales. Este comportamiento, tiene una explicación que se divide en dos partes.

La primera tiene que ver con que los teletrabajadores necesitan más espacio y mayor comodidad en sus casas, con el objetivo de realizar sus funciones de la mejor forma. Por lo general, esto es más posible en comunas alejadas del centro, con más espacio para casas más grandes.

La segunda razón tiene que ver con los valores de las viviendas. En Chile, en los lugares más céntricos el valor de casas y departamentos se ha disparado en el último tiempo, subiendo un 115% en 10 años. El valor de los inmuebles en zonas rurales o fuera de Santiago suele ser mucho menor, por lo que con el dinero obtenido en el retiro del 10% es posible acceder a más facilidades de pago.

Conexión con la naturaleza

Por último, una de las tendencias que se viene experimentando este último tiempo es la de buscar casas cercano a núcleos naturales, y que además, aporten con sistemas sustentables. Casas que cuenten con energía solar, sistemas de ahorro energético, sistemas de regadío con aguas reutilizadas o sistemas de regulación de temperatura natural, son alguno de los requerimientos que más empiezan a tener valor para los chilenos.

Un aspecto a considerar en esta tendencia, son los beneficios que trae para uno y para el medioambiente, vivir en viviendas sustentables y que además se encuentren ubicadas en áreas verdes. Comparado con Santiago u otras urbes chilenas, el nivel de contaminación es prácticamente nulo en zonas costeras y en campos.

Además, de la mano con las viviendas ecológicas, está el beneficio de poder cultivar un amplio jardín y huertos que permiten incluso autoabastecerse. Sin duda, la elección de viviendas alejadas del bullicio y contaminación de la capital, que además poseen un mayor espacio para trabajar y vivir tranquilos, se justifica cada vez más. Si se considera además que los valores de estos inmuebles suelen ser menores a los que se encuentran en Santiago, tiene mucho sentido que los chilenos prefieran escapar de la gran ciudad.

 

Compartir:

Sé el primero en responder

Deje una respuesta

Tu dirección de correo eléctronica no será publicada.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.