Soluciones del Siglo XXI para terminar con la contaminación lumínica global

Contaminación lumínica

Cuando hablamos de contaminación, no siempre consideramos como aparte de estos elementos a la luz. Las grandes ciudades destacan por la contaminación acústica y toda la luminosidad que emanan pueden ser algo a lo que estamos acostumbrados, pues facilita nuestro día a día actual. Pero no siempre fue así.

En el contexto del reciente Eclipse Solar que se pudo visualizar en algunas zonas de nuestro país, es que temas así salen a la luz. El evento astronómico atrajo a miles de turistas a las regiones de Coquimbo y Tarapacá, al mismo tiempo que planteó una importante discusión.

Chile contiene un escenario propicio para el despliegue de observación astronómica del más alto nivel, lo que atrae investigación mundial a nuestras tierras, pero la polución es una amenaza global que no siempre sabemos cómo enfrentar.

El caso Eclipse

 Durante el Eclipse que tuvo lugar hace algunas semanas, quedó en evidencia el reconocimiento chileno en el extranjero no sólo por el suceso astronómico, sino también por la atención recibida a observatorios y especialistas locales de esta área.

“Son estas las instancias en las que vemos en evidencia lo impactante de la contaminación visual. Usualmente nos enfocamos en el smog, o el agua, pero ruido y luz son elementos cruciales para el bienestar”, señala Francisco Urrutia, Gerente de Hunter Douglas Chile, quien trabaja con sustentabilidad en la empresa que maneja.

Por lo mismo, colaboración público y privada ha propiciado esto. Y se espera que dicha reputación crezca aún más para las próximas versiones que se podrán observar desde nuestras tierras: una ya estipulada para el próximo año con foco en la Región de la Araucanía y el 2040.

Para entonces puede ─y así será- incrementar excesivamente la contaminación ambiental, dentro de la cual se encuentra la contaminación lumínica, una de las más dañinas para observar los cielos de nuestro país.

La discusión al respecto ya se está llevando al Congreso, enfocando en las políticas públicas o métodos legislativos de regulación que podrían incidir de manera positiva.

Nuevas iniciativas parlamentarias

Debido a que el calentamiento global ya es un hecho, esta misma contaminación parece ser una parte asumida de nuestras vidas. Pero no lo es.

La arista de la contaminación lumínica ha tomado relevancia para un grupo de tres diputados que quieren tomar cartas en el asunto. Se trata de José Miguel Castro de Antofagasta (RN), Sofía Cid de Atacama y Francisco Eguiguren de Coquimbo. Justamente zonas aludidas por el evento astronómico, por ejemplo.

Los tres parlamentarios presentaron un proyecto de ley para modificar las Bases Generales del Medio Ambiente, número 19.300, con la intención de incorporar este tipo de polución como una prioridad.

El año 2013 se generó el Decreto 43 del Ministerio de Medio Ambiente con respecto al tema, declarando la protección ante emisiones de luz innecesarias en las regiones mencionadas. La detallada normativa logró controlar, más no aplacar, el fenómeno.

Es intención de Castro y su equipo el poder aplicar de manera inteligente la luminaria ciudadana, lo que generará una discusión necesaria en el Congreso que podría ser un aporte preventivo y medioambiental a nivel nacional.

Compartir:

Sé el primero en responder

Deje una respuesta

Tu dirección de correo eléctronica no será publicada.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.