Nuevas energías en Chile: cómo podemos proteger el medio ambiente

cordillera de los andes aire limpio

La preocupación por un mundo mejor, donde las nuevas generaciones puedan vivir en un medio ambiente sano, han sido una de las preocupaciones de los nuevos tiempos. Más aún luego de enfrentar la pandemia del coronavirus, que hizo reflexionar sobre la necesidad de cambiar hábitos y ser más responsables con el medio ambiente y el planeta que es el lugar donde habitamos.

No comer animales, usar energías que sean más sustentables, el reciclaje. Acciones personales y sociales se han masificado para lograr un mejor medio ambiente en Chile.

Muchos apuntan a instaurar este tema como un aspecto central en la redacción de la nueva Constitución. Para que el cuidado del medio ambiente se establezca de forma legal. Que los ciudadanos participen en decisiones de esta índole, puesto que es aquí donde nace la necesidad de una protección efectiva y eficaz del planeta.

Ya sea a nivel país, de legislación, de tratados internacionales o acciones llevadas a cabo en cada casa, como un estilo de vida, todo vale al momento de pensar en salvar nuestro planeta de la contaminación y de las consecuencias de una pandemia que nos tiene a todos con incertidumbre.

Tener hábitos de consumo y de producción que respetan y cuiden la naturaleza y los recursos naturales, se ha establecido como la primera parte del plan que ha puesto a la comunidad y a las empresas a cambiar formas de trabajo, cuyo objetivo es reducir desechos.

En Chile existen varias empresas que se han sumado al plan, sin embargo, aún falta por hacer.

Reciclaje: una acción personal que tiene cada vez más adherentes

Pero no solo las empresas han decidido partir y hacer algo respecto al medio ambiente. Hoy, muchas personas y familias han decido apostar por el reciclaje como una forma de contribuir al planeta.

Reciclar, básicamente consiste en darle una nueva vida útil a un desecho, convirtiéndolo en un nuevo producto o en recursos materiales para crearlo. Este proceso se lleva a cabo separando los materiales para poder reutilizarlos de mejor manera.

Vidrios, papel, latas, botellas HDPE (las del detergente, champú o cloro), cartón, acero, botellas PET e incluso computadores, son algunos de los materiales que se pueden reciclar en casa. Solo basta con tener un pequeño espacio con bolsas o contenedores que permitan separar el material y luego llevarlos a algún lugar de acopio cercano. Se puede partir de a poco, en este sentido, cada grano de arena contribuye a mantener saludable al planeta.

Sin embargo, y aunque han ido en alza, aún los lugares de acopio de reciclaje escasean o quedan muy alejados. Por esto, será una buena idea crear lugares de acopio comunitario o en los establecimientos de educación. De forma de acercar a las personas e, incluso a niños, jóvenes y adolescentes, a esta forma de contribuir al cuidado del medio ambiente.

Medio ambiente en la nueva Constitución

En abril del 2020, y en una votación con amplia participación ciudadana, se decidió la redacción de una nueva carta fundamental que acordará las reglas y organizará al país, teniendo como aspecto fundamental la participación social.

En este sentido, los expertos señalan que es una excelente oportunidad para que la Constitución no solo indique los derechos en temática medio ambiental, sino que también permita una visión de más respeto y conciencia del lugar en el que habitamos.

Si bien es cierto, la Constitución actual señala el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación y el deber del Estado de tutelar la preservación de la naturaleza, en la realidad y en la práctica, esto no tiene mayor fuerza desde el punto de vista normativo y tampoco ha sido eficaz.

Torres del Paine Chile

Torres del Paine – El deber de proteger la preservación de la naturaleza es del Estado

Es más, en el país existen múltiples localidades que mantienen pugnas medioambientales con mineras o empresas que han decidido instalarse en dichos lugares. En Chile existen 5 zonas de sacrificio: Tocopilla, Mejillones, Huasco, Quintero-Puchuncaví y Coronel. Territorios con altos focos de contaminación, donde sus habitantes pueden ver expuesta su salud.

Ante esta realidad, es de vital importancia precisar derechos medioambientales en la nueva Constitución, pero teniendo una visión transversal. Es decir, que la protección del medio ambiente esté presente en cada acción, apostando por un Estado de derecho ambiental.

Para esto, es necesario prestar atención a temas como, por ejemplo, el agua, que provoca múltiples pugnas ya que hoy la actual Constitución señala que el vital elemento es un bien nacional de uso público. Aunque en la realidad, el agua está en manos de privados. Por esto, esta sería una excelente oportunidad para que el Estado haga valer el derecho humano al agua como tal.

En la sociedad ya se generan acciones para lograr un medio ambiente sano. Sin embargo, es importante seguir dando la batalla puesto que, si no tomamos acciones en el presente, el futuro será aún de más incertidumbre.

Compartir:

Sé el primero en responder

Deje una respuesta

Tu dirección de correo eléctronica no será publicada.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.