Mujeres exigen aborto legal y seguro en Chile

Aborto libre en Chile

Hace más de tres años que el tema se puso sobre la mesa por primera vez en mucho tiempo, con la intención de considerarlo realmente y buscar una alternativa viable que protegiera a las mujeres que buscan realizar estas prácticas.

En este sentido, se planteó la idea de legalizar el aborto bajo tres causales fundamentales: cuando la vida de la madre corre peligro, inviabilidad fetal y embarazo por causa de violación.

Ante cualquiera de estas situaciones, la mujer en estado tendría el derecho de tomar la decisión de abortar y someterse, con todos los permisos y tramites legales, a un aborto voluntario con médicos especializados en el tema que se encarguen de la correcta ejecución de este y velen por la seguridad de la paciente involucrada.

Después de una larga lucha llena de disyuntivas, polémicas, opiniones conservadoras y mucha tira y encoja por parte de los responsables, el proyecto finalmente fue aprobado el 2 de agosto del 2017.

De esta manera, en Chile es legal abortar siempre y cuando sea bajo alguna de las causales mencionadas, las cuales deben pasar por un proceso de evaluación previo para ser validadas y así proceder legalmente con la realización del aborto.

Ante este punto muchas mujeres parecieron estar muy contentas y a gusto por el paso tan grande que logró dar una sociedad conservadora y un tanto arcaica como ha demostrado ser Chile durante muchos años.

¿Qué falta para que el aborto sea legal y seguro en Chile?

Sin embargo, aun existe una gran cantidad de mujeres que no se conforman con los resultados y continúan la lucha por vivir en un país donde la decisión sobre el cuerpo de cada persona sea libre y sin prejuicio.

Así es como recientemente más de 150 mujeres publicaron una carta abierta exigiendo a los parlamentarios debatir sobre una Ley de aborto seguro y legal en Chile con un límite de 14 semanas de gestación.

El documento ya fue suscrito por dos ex Ministras de Salud, Helia Molina y Soledad Barría, dos comediantes Natalia Valdebenito y Alison Mandel, la presidente del sindicato de trabajadoras de casa particular, Ruth Olate, estudiantes, dirigentes y demás mujeres alrededor del país.

En él expresan la impotencia que sienten por como la autonomía de la mujer sigue siendo cuestionada y coartada por la imposición d la maternidad, al punto de privarlas de sus derechos civiles y su derecho a elegir sobre su cuerpo y su futuro.

Lo que exigen estas mujeres es libertad de expresión y soberanía sobre su cuerpo a través de una legislación que pueda asegurarles un aborto legal y seguro en el país, dejando sólo una restricción de 14 semanas de gestación, al menos así lo plantean.

“Creemos que el ser madres es una decisión personal y nadie puede detener u obligar a una mujer a cumplir con dicho rol, indiferentemente de cual sea la situación o las razones por las que una mujer haya quedado embarazada en primer lugar” expresaron.

También hacen énfasis en los riesgos a los que se exponen las mujeres que deben realizar esta práctica de manera clandestina y con ningún tipo de respaldo, además de resaltar como muchas de estas son violentadas incluso desde antes del embarazo o carecen de educación sexual o accesibilidad a métodos de anticoncepción.

Por otra parte, también asumen que ninguna mujer debería enfrentarse a esta decisión pero el aborto es el último recurso luego de una larga lista de desprotección de la sexualidad y derechos de la mujer, por lo que no pueden seguir ignorando una realidad que pasa diariamente en el país.

Desde el 10 de julio la carta está disponible para ser firmada por cualquiera que desee sumarse a esta petición.

Compartir:

Sé el primero en responder

Deje una respuesta

Tu dirección de correo eléctronica no será publicada.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.