¡No olvides cambiar la hora!: Muy pronto pasaremos al horario de invierno

Cambio de hora

Por una normativa establecida en 2018, a inicios del mes de abril tendremos que cambiar la hora de nuestros relojes, lo que siempre provoca varias confusiones y genera varias consecuencias. ¿Se adelanta? ¿Se atrasa? ¿En qué nos afecta esto? Este tipo de preguntas son las que más suelen darse y a las que intentaremos dar respuesta.

 

En nuestro país, como ya es costumbre, en distintas partes del año se debe cambiar la hora de nuestros relojes. Esto se debe, a que el 23 de noviembre de 2018, se estableció un decreto que detalla en qué fecha se debe cambiar y si hay que atrasar o adelantar el horario.

Próximamente, los todos los chilenos, exceptuando las regiones de Magallanes y la Antártica Chilena, tendremos que cambiar al horario de invierno.

Pero, ¿Cuándo debemos cambiar la hora?

El sábado 3 de abril de este año, cuando el reloj marque las 0:00 horas, se deberá implementar el horario de invierno. Esto quiere decir, que todos los relojes se deberán atrasar una hora, por lo que, cuando se llegue a la hora descrita anteriormente, los relojes ahora deberán marcar las 23:00 horas.

¿A qué territorios afecta esta medida?

Según la normativa de 2018, todos los territorios pertenecientes al Chile continental, desde la región de Arica y Parinacota hasta la región de Aysén, deberán pasar al horario de invierno. También, esta medida afecta a las islas Salas y Gómez y la Isla de Pascua, parte del Chile insular.

Los únicos que se verán exentos de cumplir esta medida son los territorios ubicados en la región de Magallanes y la Antártica Chilena, ya que son las únicas localidades que cuentan con un reloj propio que no se modifica en todo el año.

¿Por qué hay que pasar al horario de invierno?

El decreto supremo establecido por el presidente de la República y el Ministerio del Interior en 2018, explican que, luego de haber realizado una consulta ciudadana a más de 40 instituciones de distintos lugares y un posterior análisis por parte del Ministerio de Energía, se determinó que para evitar que el sol aparezca recién pasadas las 8:00 de la mañana (lo que trae varios efectos negativos según estudios), se contará con un horario de verano e invierno, siendo el de verano mucho más acotado.

Todo esto, se concluyó en que el horario de verano tendrá vigencia entre el primer sábado de septiembre y el primer sábado de abril. Durante los meses restantes, se procederá a ocupar el horario de invierno, con el fin de permitir que amanezca más rápido en ese periodo y se aproveche de mejor forma la luz del día.

Esto puede afectar nuestra salud

Insomnio

A pesar de lo positivo que significa para todos aprovechar la luz natural desde más temprano, de igual forma el cambio al horario de invierno puede traer una serie de complicaciones de salud, esencialmente relacionadas con el sueño. El cambio horario provoca estos desajustes.

No obstante, hay una serie de recomendaciones que se pueden seguir para prevenir esto. Por ejemplo, el viernes posterior al cambio de hora, es bueno descansar bastante, para luego el sábado generar una rutina que incluya varias cosas que hacer, para así no tener la sensación de tener que alargar el día para que se acabe y poder dormir.

Antes de dormir, se deben evitar ciertas cosas que dificultan el sueño, tales como el consumo de alimentos pesados, bebidas gaseosas o energéticas, café y alimentos altos en azúcares, ya que todos estos activarán más nuestra mente y no nos permitirán descansar. También hay que evitar el uso prolongado de pantallas lumínicas antes de dormir, como las de la TV, el celular, tablets y computadores.

Otro aspecto fundamental, es respetar las horas recomendadas de sueño durante todo el año. Normalmente se menciona que 8 horas son suficientes para recargar de energías nuestro cuerpo, pero algunas personas requieren 6 o 7 horas para hacerlo. Lo importante, es genera un hábito de sueño.

En el caso de los más pequeños y los adolescentes, es importante educarlos en esta materia y explicarles las razones de porque se debe dormir alrededor de 8 horas normalmente. En vacaciones, muchos de estos se desvelan jugando o haciendo otras cosas, lo que desordena sus hábitos de sueño y perjudica su actividad diaria.

 

Compartir:

Sé el primero en responder

Deje una respuesta

Tu dirección de correo eléctronica no será publicada.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.