¿Cuál es el origen del conflicto de aguas en Hacienda Ventanas?

Conflicto de aguas en Vallenar, Hacienda Ventanas

Sin agua durante una semana, en los primeros días de noviembre de este año, tuvieron que estar los trabajadores y habitantes de la Hacienda Ventanas, ubicada en Vallenar, debido a la pugna entre los dueños actuales y el anterior de ésta.

Resulta que el año 2016, el ex dueño de la hacienda, Jaime Perelló vendió esta propiedad a la Fundación Isabel Aninat, la actual dueña del recinto.

El gran “pero” que existe en estos momentos, es que Perelló no incluyó los derechos de agua ligados a la propiedad y la tierra adyacente. Y que posteriormente inscribió e intentó venderlos a los nuevos dueños. Ahora ambas partes están en conflicto.

¿Cuándo y cómo comenzó el conflicto en Hacienda Ventanas?

En junio del 2016, se realiza la compra por parte de la Fundación Isabel Aninat al señor Jaime Perelló. Desde entonces, la Fundación se constituyó como la nueva propietaria de la tierra y los derechos de aguas.

La tierra fue transferida en los papeles, pero los derechos de aguas sólo fueron transferidos de forma parcial. De acuerdo al abogado de una de las causas abiertas por este caso, Horacio del Valle, las acciones de Perelló se pueden explicar con el siguiente ejemplo:

“Es como si usted comprara un auto y luego de pagarlo e inscribirlo, el anterior dueño inscribiera a su nombre los permisos de circulación de éste e intentara venderlos por una nueva suma de dinero”, declara el abogado Horacio del Valle.

Por su parte, la Fundación Aninat explicó su postura a través de una carta, en la que señala que están recibiendo presiones por realizar un pago exorbitante de algo que ya es de la fundación. 

Ante lo cual sentencia que “la Fundación no cederá a las ilegítimas presiones, que especulan con las obras que el Estado construyó, utilizando a nuestra tierra y nuestra gente para obtener dinero indebido”.

¿Existe alguna comunidad de regantes que tome cartas en el asunto?

Sí, la organización de los regantes del Valle del Huasco es la Junta de Vigilancia del río de la Cuenca del Huasco y su Afluentes (JVRH). Las medidas que esta organización ha tomado al respecto son una arista compleja en esta trama.

En julio de 2020, una sociedad denominada Agrícola Perales SpA envió una carta a la Junta de Vigilancia, para comunicar que tenía un contrato de compraventa de los derechos del agua de la Hacienda, como resultado de negociaciones con el señor Perelló.

Como nuevo dueño de los derechos de agua, esta sociedad agrícola Perales SpA solicitó el corte del agua que utilizan en la Hacienda.

Frente a esta situación, el presidente de la JVRH, Nicolás del Río, declaró tener conflictos de interés y se quiso restar de las votaciones para solucionar el asunto.

Por lo que la aprobación a tal solicitud tuvo que ser aprobada en una segunda votación, donde el señor Del Río, esta vez decidió participar votando a favor del corte de agua, a pesar de estar inhabilitado en la primera votación por tener conflictos de interés.

Finalmente, el corte de agua se materializó el día 9 de noviembre de 2020. Ello implicó la privación de 4.000.000 metros cúbicos aproximadamente que se encuentran en el embalse.

Conflicto de aguas en Hacienda Ventanas, Vallenar
Reunión del consejo por conflicto de aguas

¿Quiénes son los más perjudicados en Hacienda Ventanas?

Entremedio de todo este problema, los habitantes y trabajadores de la hacienda son los más perjudicados, al pasar una semana sin agua y con la amenaza de un nuevo corte.

El administrador de la Hacienda, Artemio Caniqueo, dice que “hemos realizado un esfuerzo para ahorrar agua durante el invierno, para poder contar con el recurso en esta época seca. Ahora nuestra salud y nuestro trabajo se ven en riesgo por las acciones de una mafia del agua que nos tiene de rehenes”.

Afirma además que “hay familias, entre ellos ancianos y niños que corren serio riesgo al no contar con agua”.

Hacienda Ventanas y conflicto de aguas

 

El alcalde de Vallenar, Cristian Tapia, quiso mediar la situación haciendo presencia en el lugar para entregar apoyo a la población afectada.

Admitió en una publicación de El Noticiero del Huasco, que “si bien este es un problema entre particulares, es necesario sensibilizar la situación; y las autoridades deben ser las primeras en tomar una postura” y la suya es que se restablezca la cuota de agua que corresponde” .

“No podemos permitir que el día de mañana tengan que dejar sin regadío este lugar por falta de agua. Y no porque el embalse no se las proporcione, sino porque hay un litigio que resolver. En definitiva, serán los tribunales los que tendrán que definir a quién pertenecen las acciones de agua”, concluyó el alcalde.

¿Qué pasa con el Código de Aguas?

En relación a este conflicto, la parlamentaria vallenarina Yasna Provoste, quiso enfatizar en el llamado a “avanzar en la reforma constitucional al Código de Aguas, que permite consagrar el recurso hídrico como un bien de uso público y como un derecho humano que debe estar garantizado por el Estado”.

Según sus declaraciones, hace ya 8 años que se viene intentando sacar adelante una modificación respecto del actual Código de Aguas. Su finalidad es garantizar prioridades de uso, en donde el agua sea parte de las prioridades de las políticas públicas del país.

En esto, continuó diciendo que “hay que terminar con esta lógica que existe de parte de los grandes empresarios que asumen que el agua es de su propiedad y que las necesidades del país, de las comunidades, de agricultores y pequeños productores son secundarias frente a sus intereses”.

¿Existe alguna salida al conflicto?

Dentro de las últimas novedades, la Junta de Vigilancia permitió restituir de forma parcial el agua hacia la Hacienda Ventanas, pero sólo por un mes e instando a las partes a alcanzar un acuerdo. 

Sin embargo, la Fundación Isabel Aninat se encuentra realizando trámites legales contra prácticamente todos los involucrados. 

Primero, una querella por desacato, en contra del señor Perelló, en calidad de autor, y de los señores del Río, Nahim, Rojas, Gaytán y Salazar (miembros del Directorio de la Junta), en calidad de cómplices.

Y segundo, una denuncia ante la Dirección General de Aguas en contra de la Junta, solicitando intervención por las irregularidades de la situación.

En este escenario, la incertidumbre sobre futuros cortes de agua y qué es lo que va a pasar a partir de enero del 2021 es un fantasma que no abandona a los habitantes de la Hacienda Ventanas.

Compartir:

Sé el primero en responder

Deje una respuesta

Tu dirección de correo eléctronica no será publicada.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.