Cerro 18: La nuevas medidas del municipio para mejorar el barrio

Vista del cerro 18

El mítico Cerro 18 de Lo Barnechea durante muchos años fue blanco de problemáticas relativas a la seguridad del sector, generando un estigma que lo acompañó constantemente. En los últimos años la municipalidad ha hecho grandes esfuerzos e inversiones para revertir por completo la situación, y convocar a los vecinos de diversos barrios a ocupar los nuevos espacios y, en definitiva, aprovechar el nuevo rostro que tiene hoy el cerro.

Afirmando tajantemente este positivo cambio es que se encuentra el alcalde de Lo Barnechea, Felipe Guevara, cuando comenta el nuevo potencial que tiene desde hace un tiempo. ¿Cómo es que se ha logrado este cambio? Sin duda no ha sido una labor fácil, pero ha logrado mejorar la vida de muchos vecinos con la gestión.

“Hace cinco años que estamos trabajando en mejorar el Cerro 18. Por sobre todo, en darle dignidad a la gente que ahí vive”, establece Felipe Guevara.

“Efectivamente, el cerro en esa época era de mucha violencia, muy estigmatizado”, agrega. “Hicimos un movimiento con la comunidad que ha contado con ciertos hitos, fijando la atención en ciertos aspectos a mejorar. Por ejemplo, se detectó que el tema de la seguridad era un problema mayor y se instalaron muchas luminarias, cámara de seguridad”.

Así se comenzó a trabajar en pos de generar un barrio con mayor dignidad y calidad de vida, y un Cerro 18 seguro. “Detectamos esa creciente sensación de inseguridad, entonces lo atacamos con la instalación de muchas luminarias, con la limpieza del cerro, porque tenía muchos escombros. Y también instalar cámaras de televigilancia”, son algunas de las medidas que enumera el alcalde de Lo Barnechea.

La etapa inicial era agregar aquello que faltaba, aportar con lo que evidentemente estaba en déficit para una mayor protección, con elementos que establecieron una base y aumentaron la confianza de los vecinos. Luego se fueron identificando otras necesidades, con lo que surgieron más inquietudes y gestiones. Uno de los flancos que se debía atacar era la falta de ocupación efectiva de espacios que estaban abandonados. Al mismo tiempo, era importante sumar actividades – en especial deportivas – para incentivar a la comunidad.

En este sentido es que continuaron las obras, como remarca Felipe Guevara. “Detectamos una importante falta de equipamiento deportivo”, menciona, refiriéndose a establecimientos para realizar partidos o actividades recreativas asociadas al acondicionamiento físico. Fue “entonces que se iluminó la multicancha que está en la cumbre del cerro; se le puso pasto sintético a la [cancha] que está en la mitad del cerro; se pusieron juegos de agua en el Cerro 18 norte”, por nombrar algunas de las iniciativas.

Finalmente, comenzaron obras más ambiciosas para convocar no sólo a los habitantes del cerro, sino también al resto de la comuna a dichas dependencias. Así se construyó el Estadio Municipal de Lo Barnechea, que según el alcalde permite “salir del problema de falta de equipamiento deportivo”.

En este sentido, el municipio no quiso dejar nada a su azar. Ha sido un trabajo de años que ha reforzado la seguridad, sentido de pertenencia, ocupación de espacios con actividades recreativas positivas, y también el Cerro 18 se ha vuelto eje central para algunas ocasiones especiales, al tener el Estadio y con la posterior construcción del Parque de la Chilenidad. Aún habían problemas relacionados al transporte, ante lo que también se tuvo una respuesta ingeniosa

“Había un problema con la movilización. Sólo se podía subir y bajar en taxi, porque el Transantiago no llega a la parte alta del cerro, entonces construimos el ascensor del Cerro 18”, comenta Guevara. El ascensor otorgó nuevas posibilidades a quienes antes debían subir y bajar 800 escalones ─mientras algunos no podrían por problemas físicos o de salud─, y también genera un atractivo turístico.

Otras medidas que fueron aportando a este cambio han sido la extensión de áreas verdes ─con el Parque, por ejemplo─, también esculturas simbólicas como la Virgen del Carmen que durante el verano 2018 se instaló en Cerro 18, y aún queda por observar. Así, el sector pasó de ser un barrio que presentaba problemáticas a uno de los lugares más convocantes de Lo Barnechea. Un trabajo que también se ha gestado a partir de escuchar las necesidades y opiniones de la misma comunidad, para buscar su participación y entregar una respuesta efectiva y sólida a los pormenores que viven día a día y para funcionar como un actor cultural en gran medida.

Interesante, ¿no?

 

Compartir:

Sé el primero en responder

Deje una respuesta

Tu dirección de correo eléctronica no será publicada.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.