Brecha digital en Chile: ¿disminuirá después de la pandemia?

brecha digital en chile

La pandemia que afectó al mundo trajo consigo desafíos en torno a temas de salud y crecimiento económico. Uno de ellos fue la brecha digital.

Hoy, cambiamos todo eso por una pantalla de computador, un micrófono y unos audífonos. Y es que claro, la pandemia nos obligó a comunicarnos y a aprender de otras maneras y a interactuar distinto. Y ante este nuevo escenario de la vida, las herramientas digitales han cobrado más importancia de la que antes tenían.

En un mundo interconectado, el computador, internet y celular –y todos los implementos que los complementan- ya se habían transformado en herramientas indispensables. Pero ahora, la pandemia los convirtió en una necesidad básica.  Sin embargo, también quedó al descubierto que aún en estos tiempos, hay quienes no pueden acceder a la tecnología. Lo que nos lleva a preguntarnos ¿existe en Chile igualdad digital?

Brecha y alfabetización digital: ahondando en el concepto

En palabras simples, la brecha digital es la distribución en forma desigual o distancia social que existe en cuanto al acceso y uso de las tecnologías de la información y comunicación. Es decir, computadores, internet, teléfono, entre otros.

En el contexto de pandemia, esto cobró gran importancia debido a que un gran número empleadores adoptó el teletrabajo. También en las escuelas y universidades, las clases mayoritariamente fueron de forma online. Además, debido a la pandemia, la mayoría de los trámites indispensables se tuvieron que realizar por internet.

Esto trajo también otro concepto que las nuevas formas de comunicarse trajeron consigo: la alfabetización digital. Esto es, el conocimiento y habilidad que existe para que las personas puedan utilizar las herramientas de la tecnología de la información. En el ámbito cotidiano y que, además, les sea útil.

Ya no basta solo con ingresar a alguna red social, sino que esto va más allá. Que se pueda crear un documento, acceder a alguna página web para solicitar un trámite. Saber utilizar plataformas como Zoom o Meet, o incluso, poder realizar una compra o pagar alguna cuenta.

Así, la pandemia dejó al descubierto que aún hay quienes no tienen acceso a internet y tampoco cuentan con la alfabetización digital suficiente. Quedando así, apartados y solos frente a este mundo tecnológico cada vez más presente y real.

Acceso a internet en cifras

Según datos de la Subsecretaria de Telecomunicaciones (Subtel), en Chile el 44 % de los hogares no tiene conexión fija a internet. También, se realizó una medición que dejó al descubierto que existen 23 comunas con cifras alarmantes de poca  conectividad, muchas de ellas, en zonas rurales.

Entre estas comunas se encuentran Ovalle, Alto Hospicio, San Antonio, Vallenar, Paine, Cerro Navia, La Pintana, Lo Espejo, San Ramón, entre otras.

En cuanto a las cifras durante la pandemia, la Subtel señaló que, a junio del 2020, las conexiones a internet fija aumentaron en un 5,5 %. Mientras que el tráfico total de internet fija aumentó en un 53,5 %. El de internet móvil un 43,4 %.

En cuanto a fibra óptica, que permite una conexión más estable, en el total de conexiones fijas tuvo un incremento anual de 7,7 %, llegando así a 32,8 %.

Acortemos la brecha

Como se ha dicho y se comenta a diario, esta nueva forma de vida llegó para quedarse. No será novedad que las clases online y el teletrabajo sean la nueva forma de vida que se establezca de aquí en adelante. O al menos un complemento, donde todas y todos necesitarán conectarse.

Y aunque las cifras de conexiones a internet fijan aumentaron, aún sigue siendo insuficiente, puesto que siguen existiendo localidades alejadas que aún no tienen acceso a internet o la conectividad es de muy mala calidad.

Ante esto es imperioso que la temática de la conectividad sea abordada a nivel país como una necesidad básica, puesto que hoy en día y de aquí en adelante, será la forma de comunicarse, de trabajar y estudiar.

También es necesario incorporar a las comunas que tienen localidades alejadas en proyectos que permitan mejorar su conectividad, pudiendo acceder a internet y herramientas digitales de igual manera que las grandes ciudades.

Antena 5G

Es necesario incorporar a comunas que tienen localidades alejadas, para disminuir la brecha digital.

Finalmente, una opción que se mira con buenos ojos es la tecnología de la fibra óptica, que básicamente es un medio de transmisión de datos a través de un cable hecho de vidrio, por el cual viaja la información a través de la luz, sin necesitar impulsos eléctricos.

Si bien es cierto, su principal ventaja es que permite una gran capacidad de alcance y considera internet más estable y con mayor velocidad, posee la desventaja de ser más frágil que los alambres de cobre y solo se puede usar en tierra, no siendo separada del suelo.

Compartir:

Sé el primero en responder

Deje una respuesta

Tu dirección de correo eléctronica no será publicada.


*


This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.